Search

Preparación del examen GCSE de español.

Qué debe hacer un estudiante de secundaria para aprender español, progresar con el ritmo de la clase y hacer tareas de manera independiente con materiales de ayuda.



En esta entrada voy a exponer cuatro aspectos esenciales que un estudiante debe poner en práctica para tener éxito de cara al examen GCSE de español. Vamos a explicar por qué es necesario tener organizada la información desde el primer día de clase, lo cual va a favorecer el trabajo autónomo del estudiante. Esta autonomía tiene implicaciones positivas tanto para la progresión, como para la motivación, dentro de la asignatura.


1.- Escuchar al profesor y aprovechar el tiempo en la clase.

Las horas de español en el instituto son muy valiosas. El aprovechamiento de este tiempo, en la mayoría de los casos, es la clave para que el alumno no se encuentre perdido y pueda saber qué hacer ante una tarea propuesta. Los profesores suelen repetir los contenidos, ofrecer las herramientas necesarias para hacer las actividades, así como ayudar a los estudiantes que tienen dudas.


“Lo que bien empieza, bien acaba”. Este refrán en español ilustra la importancia de tener una buena comunicación con el profesor. Lamentablemente, muchas son las veces en las que un estudiante empieza aprendiendo idiomas con mal pie y nunca más se recupera.


Para evitar esto, sería recomendable preguntar directamente al profesor de la asignatura qué se puede hacer para estar al día y no abandonar a las primeras de cambio. Seguramente, además de atender en clase, el mismo profesor le dirá que siga las siguientes pautas que voy a explicar a continuación.



2.- Organizar perfectamente las notas de gramática.

Al igual que sucede con las fórmulas matemáticas para la geometría o trigonometría, o las necesarias para resolver problemas de física, en español necesitamos notas de referencia para crear contenido. Tener un espacio físico (blog de notas, cuaderno, archivador, etc…) donde buscar información de manera rápida y eficiente es elemental para nuestros estudiantes. Mi recomendación principal tiene que ver con aquellas estructuras más comunes que pueden ayudar a nuestro estudiante a escribir correctamente en español. En las fotos de la parte inferior muestro algunos ejemplos. En mi caso, utilizo estructuras regulares y versátiles. ¡Son mis preferidas!

Con el tiempo, y progresión en la práctica, esta información será más compleja, más rica en detalles o excepciones, pero siempre siguiendo un orden establecido. El estudiante debe saber en todo momento dónde acceder para encontrar la información que necesita.


3.- Utilizar ejemplos de frases en español: libro o cuaderno de ejercicios.

El libro de referencia de la asignatura; o las copias de pequeños textos; o fragmentos de libros de lectura, son extremadamente útiles como material de apoyo. Sin duda, son patrones que el estudiante puede copiar para, luego, crear su propia información. Utilizando esta estructura como base, ahora el alumno cambia la información necesaria para adaptarla a su creación personal.


Imagen 1.- Texto extraído del libro ¡Viva! AQA GCSE Spanish Higher - Pearsons


Teniendo un párrafo patrón como base, es más fácil cambiar o modificar información, que si lo que tenemos es una lista de palabras de vocabulario en español y su equivalente en el idioma nativo del estudiante. A la larga, el estudiante adquirirá formas de expresión propias del español, en lugar de traducciones literales (y en ocasiones sin sentido) de su propio idioma al español.