Search

6 principios estoicos aplicados a la adquisición del español.

Mostramos 6 ejemplos de los principios de la filosofía estoica útiles para nuestra práctica aprendiendo español.


Recientemente en algunas de las clases de Spanish Exeter hemos practicado con el vídeo titulado “10 mandamientos del estocicismo – Youtube” y hablado sobre estos principios y su posible aplicación en la vida real. Pues bien, en esta entrada vamos a mostrar 6 de estos principios y su aplicación a la hora de aprender español.


A modo de introducción simple, decir que el estoicismo es una corriente filosófica que surgió en la Antigua Grecia (aproximadamente año 300 a. C.) y cuyo creador fue Zenón de Citio. Podemos afirmar que entre sus características destacan el control de las emociones ante diferentes situaciones de la vida, así como la toma de decisiones y nuestras actuaciones ante las adversidades.


A continuación explicaremos 6 principios estoicos que, una vez puestos en práctica, nos ayudarán a la hora de aprender español:


1.- Memento mori. Su traducción literal es “recuerda la muerte”. Pese a ser una frase extremadamente profunda para el caso que nos atañe, es una buena reflexión para recordarnos que debemos aprovechar al máximo nuestro tiempo. Para todos aquellos que utilizáis una parte de vuestro valioso tiempo para aprender español, puede ser importante buscar la máxima eficiencia cuando practiquéis.

De esta manera, vamos a intentar obtener el máximo aprendizaje en el menor tiempo posible. El aprovechamiento del tiempo es crucial para mantener unos niveles de motivación alta. Por eso, si no tienes mucho tiempo, intenta reducir el tiempo de práctica menos eficaz y sustitúyelo por actividades que sí lo sean, como por ejemplo: 1) Conversación con un nativo o interlocutor fluido; 2) Participación en conversaciones grupales próximas a nuestro nivel; 3) Escucha intensiva con acceso a trascripción.


2.- Fateri errata. Literalmente “admitir errores”. Este principio es uno de los que más ponen en práctica los estudiantes que aprenden idiomas. ¡En muchos casos demasiado! Por eso, quiero utilizar este principio para quitarle hierro al asunto. Pese a que admitir errores es necesario en la vida, cuando se trata de avanzar en el aprendizaje del idioma, no debemos martirizarnos por ello. Todo lo contrario. Los errores van a aparecer sí o sí.

La propia idiosincrasia de la práctica implica multitud de posibles usos de palabras, por lo que el error está a la orden del día. Libérate de la presión de la perfección continua y permite fluir tu discurso para que haya continuación en la comunicación. Para tu interlocutor será más fácil comprenderte y para ti será una motivación extra permanecer en conversaciones por un mayor lapso de tiempo.


3.- Comprehendo adventu. Este principio nos recuerda tener una perspectiva diferente a la habitual. Mirar dónde estamos en referencia a cuando empezamos a aprender español puede ayudarnos para generar motivación. Hacer hincapié continuo sobre el nivel que tenemos y los errores que cometemos no ayuda en absoluto. Tomar una perspectiva amplia de cómo comenzamos, lo que hemos aprendido y dónde queremos llegar nos dará un impulso para seguir practicando.

Este cambio de perspectiva se puede aplicar no solamente a nuestra situación general sino a situaciones de práctica concreta. Particularmente cuando escuchamos y leemos adoptamos una posición demasiado próxima, buscando continuamente la comprensión individual de cada palabra. Esta perspectiva tan estrecha nos limita para una comprensión más amplia, que sin duda sería mejor si escuráramos o leyésemos más relajadamente y atendiendo a la situación contextual y no solo a cada palabra individual.


4.- Neutrom moralis. La neutralidad moral a la que hace referencia este principio se resume en esta frase de Epicuro: “las cosas no son buenas o malas en sí, sino la manera en la que las interpretamos. No es lo que te sucede sino cómo lo interpretas”. Un pensamiento común entre los principiantes en el aprendizaje de un idioma es sentirse y/o parecer “estúpido”, “lento”, “tonto”, “incompetente”, etc.

En la mayoría de ocasiones ésta es solamente la percepción de la persona que aprende. Muy al contrario, el interlocutor nativo normalmente se sentirá asombrado, sorprendido e, incluso, abrumado, por ver que un extranjero intenta hablar su mismo idioma. No dejes que tus sentimientos de incomodidad inicial bloqueen tu potencial de hablar español. Solamente es tu sensación, no la realidad.


5.- Proharesis. Cómo dice un refrán inglés “tú puedes llevar el caballo al río pero no puedes hacer que éste beba agua”. Este principio estoico hace referencia a la imposibilidad de control de todas las situaciones. Siempre habrá algún factor que no puedas controlar. Ya que esto es así, nuca debes preocuparte por estos factores y sí centrarte en los que puedes controlar.

Así, determinado tipo de bromas o chascarrillos, acentos o algunas pronunciaciones se escaparán necesariamente a tu control. ¡No te preocupes por ellos! Quizá un hablante nativo del español tampoco lo conozca o sepa de qué se está hablando. Céntrate en comprender mensajes concretos dentro de interlocuciones largas, comprender el sentido de textos leyendo en español o disfrutar de algunos comentarios o bromas con el acento del español al que más estés acostumbrado.


6. Círculo virtuoso. Este punto hace referencia a la gente que te rodea. Rodéate de gente que habla español. Escucha, copia y aprende de los que más saben. Después, pon en práctica con ellos lo que has aprendido. Es muy probable que este grupo sea el enlace para conocer a más gente que habla español y de la que puedes continuar aprendiendo.

En mi entrada del mes del mes de marzo “Qué debo hacer para comprender y hablar como un nativo” expongo varios ejemplos de cómo poner en práctica este punto: exposición continúa al idioma, escucha de conversaciones reales y participación en intercambios de idiomas. Absorberás como una esponja, y de manera subconsciente, todo el español al que estés expuesto. ¡Ponlo en práctica!


Espero que estos principios puedan ser útiles como herramienta para superar las adversidades a la hora de aprender español. Y recuerda, disfruta del tiempo que dedicas a aprender español ya que es lo más valioso que tienes.

20 views0 comments

Recent Posts

See All