Search

Profesor de español

Una receta que combina experiencias profesionales, varias casualidades de la vida y mucha perseverancia.


En mi primera entrada en el blog voy a hacerlo a pecho descubierto. Sí, ¿Por qué no? Quiero mostrar mi parte más genuina y natural como profesor. La misma que, además, imprime el carácter especial que quiero que tengan mis clases de español.


Experiencia profesional


Mi formación inicial como profesor de educación física no ha sido impedimento para acabar siendo profesor de español. ¡Todo lo contrario!

Si algo he aprendido después de haber sido: socorrista, monitor de natación, entrenador de fútbol y profesor asistente; así como Aupair, cocinero o camarero; es que hay que aprovechar de cada experiencia todo lo que nos ayude para mejorar en la siguiente.

Para muestra un botón. Mis conocimientos sobre teorías del aprendizaje, sumadas a las teorías del entrenamiento, son la base de muchas de las actividades que mis estudiantes practican todos los días en mis clases.



Casualidades de la vida


Además de lo anterior, la casualidad ha jugado un papel muy importante. Intentando mejorar mi nivel de inglés para convertirme en profesor de educación física, tuve la oportunindad de trabajar como profesor de apoyo en clases de lengua extranjera. La idea de enseñar mi propio idioma me atrajo de sobremanera. Podía hacer lo que más me gustaba: hablar de mi gente, mi pueblo y mi ciudad; y encima a los estudiantes les interesaba. ¡Ésto es lo mío!

Fue así como empecé a dar clases gratis de conversación en español (septiembre de 2015). Objetivo: Enseñar español y, de paso, poner en práctica lo que hasta ese momento solamente eran conocimiento teóricos.


Paciencia y perseverancia


La paciencia por hacer bien las cosas y la perseverancia en el trabajo, combinadas ambas con el paso del tiempo, han formado no solamente mi manera de enseñar sino también el firme convencimiento de que estoy en el buen camino.

El proceso no ha sido fácil, pero sí enormemente enriquecedor. Más de 6 años después, que han estado llenos de autoaprendizaje sobre el propio idioma español y cómo enseñarlo, puedo afirmar con rotundidad que no me equivoqué. Ya son casi cuatro años de dedicación profesional exclusiva enseñando español como lengua extranjera.


No quiero finalizar esta introducción al blog de Spanish Exeter sin agradecer a todos mis estudiantes por estos fantásticos años de apoyo. Mi compromiso en mis clases sigue intacto: aportar un poco de ayuda en vuestro proceso de aprendizaje del español y transmitir mi entusiasmo para que continuéis mejorando. Muchas gracias a todos los que habéis hecho esto posible. Que dure muchos años.


384 views3 comments

Recent Posts

See All