Search

Juegos para hablar en la clase de español

Juegos básicos de interacción para practicar hablando español, en parejas o pequeños grupos. Perfectos para practicar vocabulario y aprender pasando un buen rato.

Imagen1: Ejemplo de juego con preguntas básicas de información personal.


El uso de los juegos para el aprendizaje de idiomas es comúnmente conocido y utilizado. En este espacio voy a compartir varios ejemplos de juegos que considero muy enriquecedores para nuestros estudiantes.


¿Por qué utilizar los juegos?

Los motivos por los que utilizo estos juegos en mi clase son los siguientes:

1.- Reducen el nivel de estrés en la tarea. El simple hecho de enfrentarnos a una situación lúdica hace que el estudiante se encuentre más relajado. Además limita la inseguridad del estudiante a cometer errores que, en ocasiones, parecen que presentan otras actividades más formales.


2.- Aumentan la práctica significativa de vocabulario. La repetición del juego, normalmente, es más atractiva y entretenida que la repetición de palabras o listas de vocabulario. De esta manera, los estudiantes podrán comenzar a asimilar significados que posteriormente utilizarán tanto para comprender como para utilizar en sus producciones.


3.- Sirven para crear patrones básicos de respuesta. El desarrollo del juego necesariamente implica la utilización de estructuras que practicamos en la clase como: es, tiene, hay, más que / menos que, está, etc. Igualmente sirve como conocimiento y revisión de vocabulario básico que los estudiantes utilizarán en sus primeras situaciones hablando español en contextos reales.


Ejemplos de juegos.

Aquí os presento 3 juegos con los que me gusta practicar en la clase: Odd-One-Out, Password y 4 imágenes - 1 palabra. Importante remarcar que estos juegos no han sido inventados por mí. Sin embargo, sí que he adaptado tanto las palabras como la secuencia de utilización de las mismas para que se ajusten al nivel, y objetivos, de los estudiantes a los que enseño.


1.- Odd-One-Out o El extraño.

Muchos de vosotros seguramente habréis utilizado este mismo juego en vuestras clases. La peculiaridad de mi práctica radica en la verbalización del juego. El juego necesariamente se practica hablando. En parejas (preferiblemente), o grupos de 3 o 4 personas, un estudiante lee 3 palabras en voz alta. Estas palabras están escritas en una hoja, o flash cards, específicas para el juego. El estudiante que escucha debe decir en voz alta cuál de esas 3 palabras no pertenece al grupo y por qué. Es aquí donde el estudiante pone en práctica su explicación y vocabulario. Ejemplo:


Autobús

Tren

Coche


Normalmente hay una respuesta relativamente obvia. Sin embargo, en muchas ocasiones, múltiples y variadas respuestas son posibles, y correctas, igualmente.


Solución 1: El extraño es el coche, porque el autobús y el tren son transportes públicos. El coche no. | Solución 2: El extraño es el tren, porque el autobús y el coche viajan por la carretera. El tren no (viaja por los raíles). | Solución 3: El extraño es el …

Imagen 2: Ejemplo de planillas con palabras para el juego "El extraño".


Una buena opción puede ser añadir imágenes en el reverso de las plantillas, de esta manera el estudiante que responde puede relacionar el significado de las palabras con la imagen que corresponda.


2.- Password

Este juego es uno de mis favoritos. Principalmente porque con las mismas planillas del juego otras múltiples opciones son posibles.

Nuevamente el juego es una interacción verbal. El objetivo del juego es adivinar palabras. Para ello, uno de los jugadores (que puede ver la palabra escrita) dará pistas en forma de palabras individuales. Su compañero, escucha la palabra e intenta responder con lo que cree que es la palabra secreta. Esta dinámica se repetirá, en turnos alternativos, hasta que el estudiante que responde, adivine la palabra:

Ejemplo: Palabra secreta – Password: matemáticas.

Imagen 3: Ejemplo de interacción con el juego "Password".


Siempre utilizo palabras familiares que los jugadores conocen de actividades previas. La intención es que el estudiante desarrolle una especie de “tormenta de ideas” que relacione diferentes palabras dentro de un mismo grupo. Siguiendo con el ejemplo de matemáticas, algunas palabras relacionadas podrían ser: profesor, examen, libro, asignatura, calcular, física, química, álgebra, geometría, etc…


4 palabras – 1 imagen

Hay múltiples aplicaciones móviles que se pueden utilizar. En mi caso me gusta seleccionar las fotos personalmente para incidir en aspectos concretos.

Imagen 4: Ejemplo de ficha para el juego 4 imágenes - 1 palabra.


Igualmente que en el ejercicio anterior, la actividad se desarrolla hablando. En este caso, una persona explica lo que ve en 4 fotos diferentes. La otra persona deberá adivinar una palabra que tiene relación con las 4 fotos que se han explicado.

Figura 1: Ejemplos de palabras y fotos para describir.


Siempre hago mucha incidencia en que lo importante es comunicar, dar algún tipo de información, por vagamente que sea. El objetivo no es, en ningún caso, que los estudiantes utilicen el vocabulario exacto en cada foto. Si después de explicar las fotos, la pareja no ha podido adivinar, el siguiente paso sería explicar qué es la palabra que guarda relación con las fotos, como por ejemplo: Yo tengo dos, una es un gato, se llama Lulo y otra es un perro, se llama Longui. Respuesta (mascota).


¿Juegos sí o juegos no?

Al igual que con cualquier tipo de actividad que propongamos en la clase, debemos saber perfectamente cuál es el objetivo que pretendemos conseguir y cómo lo vamos a hacer.


Otro aspecto importante que hemos de tener en cuenta es cuándo a poner en práctica el juego durante la clase. En mi caso utilizo casi siempre dos momentos durante la hora de clase. Principalmente en la parte final de la misma, durante los últimos 15 minutos. Aunque los estudiantes puedan estar más cansados, el plus de motivación que proporciona el juego supera al cansancio que se pueda sentir. Algunas veces, también lo utilizo como punto de inflexión entre dos partes de la clase, normalmente entre los 20 y 30 primeros minutos. En este caso lo utilizo como activador, si es que la primera parte de la clase ha sido más monótona o compleja.


Espero que os hayan gustado los juegos y que os atreváis a ponerlos en práctica. En próximas entradas compartiré más juegos con los que practico en las clases y que hacen que los estudiantes se enganchen a la práctica con motivación y estusiasmo. ¡Yo que tú no me los perdería!

15 views0 comments

Recent Posts

See All