top of page

¿Qué es lo más importante para aprender español?

Debemos seguir una serie de pasos concretos que nos llevarán al éxito final de comunicarnos en esta lengua. Exponemos 10 aspectos que son imprescindibles para afrontar con garantías de éxito esta tarea.

Cómo cada septiembre, comienza un nuevo curso académico. Al mismo tiempo, mucha gente se decide a practicar nuevas actividades, o aprendizajes, que llevan tiempo queriendo hacer. Si la actividad que has decidido comenzar es aprender español, aquí tienes una recopilación de 10 puntos a tener en cuenta para conseguir tu objetivo en un tiempo razonable.


1. Tener un objetivo. No importan cual sea. Tu pareja habla español, te gustaría viajar por España e Hispanoamérica o ver series originales mexicanas. Todo vale. Lo importante es saber qué quiero hacer con el español cuando lo aprenda. Este objetivo es el primero, y más importante, ya que las ganas de conseguir tu objetivo son las que te van a proporcionar la motivación necesaria para practicar.


2. Practicar regularmente. Debido a que manejarse en una segunda lengua requiere de numerosas horas de práctica, si practicas con cierta regularidad estarás más cerca de acercarte a tu objetivo de comprender y hablar español. Practicar no significa estudiar. Practicar no significa dedicar una hora diaria. Practicar significa realizar algún tipo de actividad (escuchar, leer, hablar y/o escribir en español) como patrón de nuestro día a día. 10 o 15 minutos de práctica al día, durante 4 o 5 días a la semana, es mucho mejor que 2 horas de práctica un solo día.

3. Comprender que: la comprensión siempre será mayor que tu habilidad para hablar. No hay trucos al respecto. El proceso de aprendizaje del idioma sigue estos pasos. Aunque seas capaz de comprender casi cualquier conversación, película o conferencia en español, no quiere decir que tu nivel para expresar esas mismas ideas hablando sea el mismo. Siempre va a ir por detrás. Ahora bien, es tu decisión poder alcanzar ese nivel de habilidad hablando español. Simplemente tienes que practicar con esas estructuras y será cuestión de tiempo que hables a ese nivel.


4. Interactuar y no tener miedo de continuar. La única forma de mejorar tus habilidades con el español, es poniéndolas en práctica en situaciones reales de conversación. La interacción produce aprendizajes implícitos que no vas a poder adquirir escuchando un podcast en el sofá de tu casa o viendo series en tu portátil. Además, la interacción permite hablar, poniendo a prueba tu habilidad con el idioma. Cuando hables, continúa tu discurso de manera simple y sin excesivas preocupaciones por las formas, principalmente gramaticales. Mejorando tu fluidez puedes llegar a hablar con perfecta corrección gramatical. Intentando ser perfecto en cada palabra que dices, nunca hablaras español fluidamente.


5. Viajar a España o países hispanohablantes. Si tienes la oportunidad, no te lo pienses dos veces. Esto tiene implicaciones directas en los puntos anteriores. Puede ser un objetivo en sí mismo, favorecerá la práctica regular ya que tendrás que usar el mucho, o poco, español que sepas. De la misma manera, necesitarás interactuar con la gente local, compañeros de alojamiento y personas que conozcas a lo largo del viaje. Recuerda que toda práctica aporta un pequeño granito de arena al propósito final de aprender español.

6. Exponerse al español siempre que sea posible. Piensa en un bebé y su proceso de crecimiento hasta hablar su idioma materno. Desde que nace, con minutos, horas de vida, sus padres, abuelos, amigos de la familia le hablan y exponen a la lengua. Inicialmente no comprende, posiblemente ni siquiera escuche, pero ese proceso de exposición regular al idioma es lo que, años más tarde, se convertirá en su propio idioma. Si practicas (no necesariamente estudias español regularmente) estarás más cerca de conseguir tu objetivo.


7. Usar la repetición. Aunque repetir actividades, videos o audios parezca una cosa del pasado, en nuestra práctica del español puede significar la diferencia entre avanzar o estancarnos. Repitiendo fragmentos de español ya conocidos, favorecemos a nuestro cerebro a identificar, procesar y buscar respuestas de manera automática, sin necesidad de traducción o subtítulos. En mis entradas anteriores sobre cómo escuchar y leer en español para mejorar nuestra habilidad explicamos cómo puedes hacerlo.


8. Recordar que los resultados llegan a largo plazo. Es común ver estudiantes que se desmotivan o frustran cuando, después de practicar durante varios meses, o años, no alcanzan el nivel de español que ellos esperaban inicialmente. Como práctica extensa y compleja que es, aprender español necesita de todos los factores expuestos anteriormente, además del tiempo necesario para la consolidación de todo ello. La comprensión de por qué crees que no mejoras en el español está en nuestra entrada del blog hace unos meses.

9. Aprender español en un año no es posible. ¿Por qué? No solamente porque nuestra capacidad cerebral no lo permita, principalmente debido a la múltiple variabilidad de palabras, dialectos y expresiones del español. Igualmente no es posible ya que, aún teniendo la capacidad, se necesitarían muchísimas horas de exposición al idioma, y práctica, que superan con mucho las 8760 horas que tiene un año. No obstante, y aquí tienes la prueba de ello, sí que es posible aprender muchísimo español, al nivel de poder interactuar en conversaciones generales con fluidez y precisión, en varios meses.


10. Saber que es un viaje largo. Tener en mente que el aprendizaje de un segundo idioma puede ser infinito nos ayudará a relativizar nuestros logros, pero sobre todo nuestras frustraciones. Si te planteas una fecha límite cómo objetivo final para cierto conocimiento del español, es muy probable que acabes sucumbiendo ante tales expectativas. En cambio, si aplicas los principios que hemos expuesto y, además, tienes en mente que siempre te quedarán cosas por aprender, podrás llegar más lejos y alcanzar ese nivel de español que algún día soñaste.


No dejes que comentarios banales, expectativas irreales o vendedores de humo condicionen tu potencial para aprender español. Recuerda el dicho popular español que dice: "Hace más el que quiere que el que puede". ¡Buena suerte!



101 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page